Albergo a Treviso, costruzione 17° secolo, villa di lusso

foto 1

Se bebe el té para olvidar el ruido del mundo.

La lentitud es el verdadero lujo de los tiempos modernos que imponen, al revés, ritmos cada vez más frenéticos

Se bebe el té para olvidar el ruido del mundo.

La lentitud es el verdadero lujo de los tiempos modernos que imponen, al revés, ritmos cada vez más frenéticos
Gracias a la pasión de la Señora Rosy que administra el hotel Villa Abbazia se ha querido recrear un rincón dónde poder redescubrir el antiguo ritual noble inglés del Afternoon tea.
La pausa de las cinco de la tarde con tanto de infuso caliente, sandwich y pastelitos en un viaje contado por nuestro The sommelier que les acompañará al descubrimiento de los tés más refinados, una selección de más de 100 diferentes mezclas muy preciosas que se han hecho disponibles gracias a la colaboración con Francesca Natali, una de las mayores expertas en Italia de esta bebida y titular de Arte del Ricevere de Milán.

TIPOS DE TÉ
Hay varios tipos de té distinguidos por tipología de hojas, de procesos de fermentación.
El té blanco es el más precioso. Fermentado naturalmente sólo es recogido 2-3 veces al año en particulares días del calendario lunar. El "licor" es delicado en si sin diversiones del paladar. La mejor manera para beberlo es dejarlo en infusión en tazas de porcelana, vidrio y el ideal en la taza china Zahong.
El té verde  no es fermentado. "Perlas" de esta infusión. El muy precioso Long Chin del color verde aceituna, cuyo gusto recuerda aquel de la castaña hervida. El clásico de las infusiones japonesas el Gunpowder de aroma decidido de tabaco.
Entre las calidades japonesas recordamos en cambio el Bancha Hojicha de sabor tostado que recuerda la costra de pan.
Los tés Oolong son tés  semi-fermentados todavía poco conocidos en Europa. Tienen un gusto muy vario. Se pasa de las señales florales de muguete y jazmín con matices de melocotón blanco y albaricoque a notas de tabaco con puntas de cedro y pomelo.
En general tienen la gracia y suavidad al paladar típica de los tés negros de origen chino.

Los tés negros son fermentados.
Se trata de la calidad más conocida y consumada en el mundo, clasificada con base en el tipo de cosecha y en la forma de la hoja. Particularmente apreciados el Darjeeling Makaibari, también llamado el "champán indio" de gusto de almendra fresca; el Ceylon St. James por sus intensas notas de castaño.
Los tés melange pertenecen a la tradición europea. Los más finos son aquellos franceses, muy atentos a las influencias orientales. El primer mélange de la historia es el Earl Gray al que han seguido muchas otras recetas, entre las que Lady Gray de Twining. Famosos también los tés aromatizados de Fortnum & Mason como el Afternoon Tea, un blend de hojas de Ceylon con jazmín, rosa y bergamoto.