Albergo a Treviso, costruzione 17° secolo, villa di lusso

Foto2Foto3Foto4Foto5Foto1

A rueda libre, practicando el nordic walking o a caballo entre hileras de prosecco y carreteras romanas dónde reina el verde, frecuentando una clase de cocina véneta, una degustación en cantina o una batida de pesca en la laguna de Venecia

... otros deportes practicables en la zona:
Parapente,
Ala delta,
Tenis,
Pesca a la trucha,
Parque aventura,
Quad
Bajada en bote - Rafting,
Mountain bike y downhill

La bicicleta es un medio que te permite de entrar en contacto de manera directa con el paisaje y la naturaleza. Elige como quieres gozar tu vacación activa girando entre viñas y gustosas degustaciones con nuestros Bike trekking o bien elige un emocionante Downhill desde las cimas de las montañas alrededor del pueblo de Follina.En bicicleta, el mejor modo para descubrir la zona del prosecco. Todos pueden hacerlo, la selección de los itinerarios que circundan el pueblo de Follina, ahora de asfalto ahora excavado están al alcance sea del cicloturista que de los apasionados del ciclismo profesional que podrán recorrer las antiguas carreteras de las legiones romanas por la Claudia Augusta Altinate, que desde el Adriático alcanzaban la actual Alemania.
El hotel pondrá a disposición las city bike y un taller dedicado para hacer "descubrir" en versión slow la zona de las viñas del altamarca de Treviso teniendo el tiempo para admirar y gozar los castillos, los monasterios, las villas del Palladio y las viñas empapadas de racimos por todas partes con sus perfumes y sus colores.
Para los amantes en lugar de los paseos no faltan los recorridos de vario nivel de hacer independientemente o acompañados por una guía local que ilustrará la naturaleza que caracteriza esta tierra con posibilidad de almuerzo en hostería o en refugio entre vistas impresionantes que van de la laguna de Venecia a las Dolomitas.
El Trekking entre valles y montañas es uno de los mejores modos para entrar en contacto con la naturaleza. Caminar y dejarse fascinar por los panoramas, que cambian con base en la temporada, reengendra cuerpo y mente.
Valles y montañas entre malgas y refugios....descubre el campo véneto en versión slow
Después de un bonito paseo es agradable hacer una parada en uno de los confortables refugios para alimentarse, reposarse y gustar las numerosas y exquisitas especialidades de la cocina local.
Para todas estas actividades nosotros pensaremos en todo tratando de regalarles una vacación inolvidable.

A pesca en laguna
Una experiencia de compartir con las personas caras.

 Yo y la laguna.
Delante de mí tres pequeños bordes de tierra,
las tres islas de Burano, Murano y Torcello
y detrás, espectral envuelto en la niebla matutina,
el perfil de Venecia.
Peppino, el pescador de moluscos se ha enamorado de la laguna.
Él viene acá cada día, dónde ningún turista puede llegar,
dónde sólo los pescadores tienden sus "bilancie" en el agua;
así llaman los venecianos a sus redes.
Los "casoni", que como generales velan sobre la laguna,
son su punto de salida,
pequeñas casitas mimadas por las olas del mar:
Aquí, lejos de todo es celebrada la pesca diaria
y me gusta mirar la "balanza"
que cada vez que emerge nos invade de una grandísima emoción,
y siempre un pequeño golpe al corazón
descubrir que algo ha quedado dentro de las redes
y nosotros compartimos con Peppino estos momentos.
Me gusta la atmósfera de la laguna, su calma, su silencio absoluto,
único, que se puede sólo vivir,
inebriantes son los perfumes en este oasis de paz
que nos regala la intimidad de otros tiempos y sobre el fondo
la belleza de la ciudad más romántica del mundo: Venecia.
Peppino nos acompaña en sus "casone"
y nos sirve un desayuno en estilo veneciano,
ciccheti, prosecco y otros manjares del sabor "Serenísimo",
cuando hemos terminado
salimos juntos por una visita en plaza San Marco,
el corazón de Venecia
allí nos hundimos en la muchedumbre de turistas,
pero con otra actitud.
Nosotros venimos de la laguna!
Esta experiencia de la laguna; un privilegio reservado sólo a nuestros huéspedes.

A Caballo: Para entrar en sintonía con la naturaleza uno de los modos mejores para vivirla es naturalmente a caballo, compañero fiel y paciente con que vivir al aire libre días al descubrimiento de paisajes siempre nuevos. Los prealpes trevigianos, las carreteras romanas ya recorridas hace 2000 años por los centuriones romanos y las colinas del prosecco serán suyas en silla a un caballo:  durante la excursión de más días uno se siente como el mejor John Wayne. Los principiantes podrán hacer sus primeras experiencias en el picadero de nuestra escuela de equitación LA CORTE. Tras solicitud es posible efectuar salidas a caballo de más horas, además de excursiones de medio día o todo el día. Para todas estas actividades nosotros pensaremos en todo tratando de regalarles una vacación inolvidable.